Ático cerca de la costa

Diseñado para un matrimonio de media edad donde se ha intentado aplicar el concepto Open Space al hábitat buscando un espacio más sociable.

 

El acceso a la vivienda es directo a un lugar multi disciplinal donde encontramos la cocina a un lado y a continuación una zona amplia de estar. Al otro lado de este espacio abierto se encuentra el comedor que paradójicamente no está al lado de la cocina, pero que reúne una habitabilidad muy confortable.

En la parte del fondo, mimetizado con el resto del espacio mediante una pared de piel de madera, integramos el dormitorio principal de la vivienda con su baño independiente.

 

 

 

 

Para el mobiliario se ha utilizado casas de fabricantes con cierto nivel de calidad buscando la mejor combinación para mantener el equilibrio.
Nos gusta siempre incluir una pieza clásica si el espacio nos lo permite. En este caso la elección que encajaba muy bien fue la Chaise Loungue le Corbusier haciendo un guiño al diseño clásico.

 

 

 

En la sala de estar predomina el sofá de arquetipo con sus ventajas y comodidades que ofrece a la sala de estar en la vivienda. Acompañando a este tenemos la mesa y las sillas de Donna y un mobiliario de Midi en la parte trasera. El comedor se ha complementado con un aparador de Punt que suele ser uno de nuestros preferidos.

 

 

La vivienda se encuentra en un entorno mediterráneo, por esta razón queríamos tener en el interior un color azul predominante que transmitiera personalidad y que combinara muy bien con la madera de maple para mantener un equilibrio natural.

 

La cocina tiene la misión de ser el centro neurálgico de la vivienda, no solamente en esta vivienda, sino que habitualmente suele ser así en todas. A partir de un fondo de trabajo donde se encuentra el frigorífico y las pilas se ha combinado una bancada junto con una mesa multi funcional. Disponemos a un lado del apartado de almacenamiento dotando a la cocina de los espacios que necesita.

 

 

La habitación principal tiene unas dimensiones razonablemente pequeñas donde se ha llevado a cabo un trabajo de amueblamiento acorde con el espacio. Aquí se ha dotado de un frontal donde se puede ver la televisión y donde se encuentran los armarios.
En el baño predomina el porcelánico tratado con tintes para conseguir el azul mar deseado buscando esa tonalidad acorde con el resto de la casa ya que originalmente este material no era de este color.

En la planta de arriba encontramos la zona vintage donde tenemos una habitación equipada con armarios del mismo material que en la habitación principal y con un solárium que da al campo de golf.

 

La vivienda es de un estilo moderno, mediterráneo y con espacios fluidos bien comunicados entre ellos por lo que tiene una cierta racionalización.

 

 

Share this post: